Sí hay gente que compra por internet

Comprar por internet es un mundo desconocido para algunos. De hecho, todavía se oyen comentarios escépticos del tipo: “¿Pero hay alguien que compre por internet?” Hay muchos que sienten desconfianza, sobre todo por culpa de los fraudes informáticos que llegan a ser noticia. Pero sí, hay gente que compra por internet. De hecho cada días se realizan miles de transacciones comerciales a través de la red.

El problema es hacerlo con seguridad. Muchos no se atreven a probar las compras online por miedo a que les estafen. Pero hay ciertas medidas de seguridad que podemos tomar para que esto no nos pase. Si has llegado hasta aquí, imagino que ya habrás comprado muchas cosas por internet. Ahora lo que te preocupa es que vas a montar tu propia tienda online, y necesitas generar confianza para que el tráfico que llega a tu web se convierta en clientes.

En realidad, generar confianza online no es tan diferente de una tienda física. ¿Ein? Sí, cómo lo oyes. Voy a ponerte en situación, y luego me dices. Pero necesito que pienses como un cliente, no como el dueño del negocio.

Piensa en una tienda de barrio

Puede ser una panadería, una tienda de ropa, recambios de coche… ¿Ya la tienes? Ahora voy a darte una lista de tres factores clave: el aspecto general de la tienda, cómo se presenta el producto y la forma que tiene el vendedor de explicarse. Son tan importantes, que si uno de ellos falla el negocio pierde la venta.

El aspecto general de la tienda

¿Cómo sería tu tienda ideal? Con esto me refiero a una tienda a la que irías a comprar con los ojos cerrados, todos los días si hace falta. Donde te sientas a gusto. Seguro que hay mucha luz, espacios ámplios donde moverse y los productos están bien ordenados.

Ahora piensa en la última vez que entraste en unos chinos a comprar algo. En casi todas las tiendas chinas que he entrado las cosas suelen estar bastante desordenadas, la mitad de la bombillas fundidas y nunca sabes por donde anda lo que estás buscando. ¿Te sientes a gusto? Entras, compras lo que buscas y te vas. Y lo haces porque no tienes más remedio.

Tienda online

Ahora viene la pregunta del millón: ¿Cómo es tu tienda online? ¿Se parece más a una boutique o a los chinos de la esquina? Si tu cliente está a gusto, se quedará más tiempo, y es fácil que compre otra cosa. Si tiene ganas de salir corriendo, es más que probable que no vendas nada. Y si haces una venta, es porque el cliente está buscando algo muy concreto.

Una web con un buen aspecto genera más confianza. Parece un sitio real, y si enseñas tu tienda física en la web, más todavía. Las personas están mas dispuestas a introducir sus datos y hacer la compra.

Cómo se presenta el producto

El siguiente punto es la presentación del producto. ¿Cómo te gusta que te presenten las cosas? Deben estar en su estantería, bien ordenadas. Las etiquietas de los precios son claras, y si hay promociones te gusta que la información sea fácil de entender, ¿verdad? Si está tirado por el suelo, o los precios que hay no se corresponden con el producto, es un lío.

En tu tienda online es lo mismo. Hay que tener bien definidas la categorías, de forma lógica para una persona que nunca ha entrado en tu web. Si la mareas, seguramente no comprará nada, porque además no hay alguien a quien preguntar. Y ahora dirás: “para eso está el formulario de contacto”. Pero si tu tienda online es caótica nadie tendrá ganas de preguntar, directamente se irá a la tienda del vecino. En https://www.paginaswebeconomicas.es/ podemos ayudarte a montar tu tienda online bien organizada y con un aspecto atractivo.

Cómo se explica el vendedor

¡Pero si es online, no hay vendedor! Sí que lo hay. Las descripciones de los productos, por ejemplo.

Imaginate lo siguiente: Vas a comprar unas galletas, y le preguntas al dependiente. Y en vez de contestar a tus preguntas, coge la caja de las galleta y te lee la etiqueta. ¿Cómo te quedas? ¿Comprarás las galletas? Seguramente no. Pues así se quedan tus clientes cuando en la descripción del producto pones exactamente lo que hay en las etiquetas o las especificaciones técnicas del producto.

No es que esté mal, de hecho las especificaciones técnicas hacen falta, pero para hacer una venta hay que hacer algo más. Tienes que hablar con tu cliente, contarle cosas, anécdotas, historias, qué puede y qué no puede hacer con el producto… y demostrarle que controlas del tema. Si tú no estás convencido, no podrás convencer a otra persona.

Las ventajas de comprar por internet

Además de esto, tienes que remarcar las ventajas de comprar por internet. Tienes que ofrecerle a tu cliente un valor añadido: la comodidad de comprar desde casa, envíos y devoluciones gratuitos, garantías adicionales, asesoramiento personalizado… Debes pensar bien qué servicios ofrecerás y dejarlos claros al cliente.

También deberás incluir una página con preguntas frecuentes, donde expliques el proceso de compra. Una persona que aterriza por primera vez en tu web debería ser capaz de comprar sin ningún problema. Si has pasado ese test, enhorabuena. Estas listo. Si la experiencia de compra en tu tienda online es buena, tu lista de clientes empezará a crecer, y también los beneficios.

Natan

Llevo muchos años dando vueltas por internet, y sé que las cosas bien hechas no tienen por qué ser caras. Te doy esa ventaja. ¿La aprovecharás?

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Comment: